Un severo cierre de fronteras entró en vigor este martes en Hungría, el único miembro de la Unión Europea,UE, que en estos momentos adopta esta drástica medida destinada a evitar las importaciones de casos de coronavirus. Desde esta jornada, los ciudadanos extranjeros sólo pueden entrar en el territorio húngaro con excepciones justificadas, como la concedida para quienes por trabajo deben cruzar la frontera a diario.