El Instituto Nacional de Estadísticas, INE, informó que el Índice de Precios al Consumidor, IPC, anotó una variación mensual de -0,1 por ciento. Así, cerró el año en 2,6 por ciento, por debajo de la meta que tiene el Banco Central, de 3 por ciento. Así, el registro mensual se ubicó en línea con lo esperado según la Encuesta de Expectativas Económicas, pero por debajo de lo que esperaba la Encuesta de Operadores Financieros, ambas del Banco Central. 

El INE destacó que se trata de la primera inflación negativa mensual desde septiembre de 2017, cuando anotó una variación de -0,2 por ciento. Agregó que Entre los productos y servicios con mayores bajas están la gasolina con -2,6 por ciento. Entre las mayores alzas mensuales destacó “recreación y cultura con 1,5 por ciento”.