Con la garganta mala y entre risas, el argentino describió todas las cosas que ha tomado para remediar su situación: “cebolla, ajo negro, propóleo, creo que me voy a inyectar alguna w… yo creo”, resulta que el viernes en la noche se encontraba ensayando su rutina, momento en que él y toda su familia contrajo un virus que portaba el más pequeño del clan.

Durante la conferencia de prensa, Alís habló sobre su preparación, el trabajo le divierte bastante y gracias al consejo de un psicólogo el comediante anota todo lo que se le ocurre, pues tiende a ser extremadamente detallista, “vivimos en un mundo muy loco, lleno de rituales y miedos, quizá esos miedos son los que nos exponen”.  

Con respecto a su rutina, recordó sus inicios cuando era un jóven que por primera vez había llegado a Chile, “me siento chileno aunque sea un extranjero, ser un extranjero ahora es cool porque es llamativo, aunque yo ya no (risas)”. Ahora la temática será distinta, pues el foco estará en una percepción y comparación que el humorista hizo de los chilenos. “Hay una cosa bien clara que siento que es a donde apunto mi texto, en este momento la sociedad piensa las cosas y no las dice y el Argentino dice las cosas y no las piensa”. afirmó Alis. 

El humorista entregó su opinión respecto a  la comparación entre el humor de Dino Gordillo y Avello:  “El chiste es chiste, no es antiguo ni nuevo, forma parte del ser humano, llamarlo antiguo, no entiendo el sentido, así como el stand up sin chiste no es stand up”.

Hasta el momento el humorista realizará su show este miércoles 27, en caso de seguir así, confiesa que no sabe qué hará, además de rezar o inyectarse algo para recuperar su voz.