Durante todo el mes de septiembre, en todo Chile reflotan las tradiciones más típicas de nuestro país, reuniendo a la familia y amigos.

Asados, volantines, cuecas – y por supuesto-, las empanadas de pino son un infaltable en torno a esta celebración. Para la preparación de esta última, amortiguar la cebolla, que el pino sea sabroso o preocuparse de la masa, son solo algunos de los consejos más típicos en torno a su receta.

Pero esta vez, Lo Saldes, panadería con más de 40 años de experiencia en la producción de empanadas, entrega algunas recomendaciones para que puedan preparar su propia versión y disfrutarla con familiares y amigos.

Consejos:

1. La cebolla: Es un ingrediente fundamental para esta preparación, pero en justa medida y muy bien cocinada. En Lo Saldes, recomiendan cocer la cebolla a fuego lento para alcanzar la textura y suavidad deseada. Con esto, se logra que el líquido fuerte de este ingrediente pase a la olla y se evapore.

2. La masa: En esta panadería saben que este es uno de los secretos para cualquier empanada de pino, por eso llevan más de 30 años preparándola con su tradicional receta, que permite entregar una masa suave y crujiente. Un error común es que se abra la empanada durante su cocción, para evitar esto, al momento de cerrarla debes extraer todo el aire posible.

3. El huevo y la aceituna: Una de las claves para lograr productos sabrosos, revelan en Lo Saldes, es tener ingredientes naturales y de alta calidad. Por eso, se preocupan de tener un alto estándar a la hora de elegir el huevo y prefieren las aceitunas sin cuesco.

4. La experiencia: Por último, otro consejo, es practicar muchas veces la receta. En su caso, cuentan con panaderos que han desarrollado este oficio por años, y que a través de una preparación artesanal llevan hasta la casa de los chilenos los sabores tradicionales de nuestro país.