Tras largas gestiones y rumores de por medio, definitivamente Luis Miguel no estará en la próxima edición del Festival de Viña del Mar.

Las razones de la decisión, confirmada por los productores a cargo de su visita a El Mercurio, están las trabas para transmitir su show así como también el complejo presente del cantante, que se ha visto envuelto en cancelaciones de conciertos y presentaciones de regular calidad en el último tiempo.

Por ahora, la producción del festival sondea nuevos nombres para sumar a la parrilla. Según detalla el medio, algunos nombres que están en la mira son Ricky Martin, Chayanne, Raphael y Marco Antonio Solis.