La revancha de la final entre River Plate y Boca Juniors de la Copa Libertadores 2018 finalmente tiene una sede definida, luego que el Tribunal de Disciplina de Conmebol rechazara la petición de los ‘xeneizes’ de ganar por secretaría.

En consecuencia, luego del gran número de lugares que se han ofrecido para albergar el cotejo, el recinto elegido fue el Santiago Bernebéu de Madrid.

El presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, aseguró que el estadio del Real Madrid recibirá el trascendental compromiso en conferencia de prensa.