Durante este jueves en Malasia se dio comienzo al juicio en contra de los chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia, quienes arriesgan la pena de muerte tras ser acusados de homicidio.

El ingeniero y el cocinero, respectivamente, se encontraban de vacaciones en el país cuando se vieron involucrados en un incidente que terminó con la muerte de un ciudadano malasio al interior del hotel donde se hospedaban.

Según la versión de los detenidos, el fallecido los siguió hasta el hostal donde se hospedaban para pedirles dinero, tras lo cual se produjo un “forcejeo” en el que el malasio falleció.

De acuerdo con el informe forense, esta persona estaba “bajo la influencia de diversos estupefacientes” y los chilenos acusados alegan que lo acontecido fue “en defensa propia”.

Durante la jornada de este jueves se encontraban en la sala del tribunal Rodrigo Pérez, embajador de Chile, junto a los familiares de los detenidos.

Tras la presentación del caso, testificó Lim, recepcionista del hotel donde ocurrió el incidente. Durante dos horas explicó cómo fue la situación que terminó con la muerte por asfixia de un tercero.

AhoraNoticias señaló que la defensa de los chilenos interrogó al ciudadano chino e intentó demostrar que tardó en contactar a la policía pese a la insistencia de Felipe. También que la víctima intentó utilizar partes de un espejo roto para atacar a Osiadacz y Candia.

Según información de T13, el juicio se llevó a cabo en cuatro idiomas: la fiscal lo hizo en malayo, la abogada defensora en inglés, el testigo en chino mandarín y los chilenos contaban con un traductor en español.

Cabe recordar que Osiadacz y Candia se encuentran detenidos en el país asiático desde el 4 de agosto de 2017.