En entrevista con El Mercurio, Mañalich fue consultado por la presunta manipulación de datos de contagios y fallecidos de la que se le acusa, señalando al respecto que “la fiscalía, a través de sus filtraciones, logró instalar esa pregunta que influyó claramente en la acusación constitucional”.

“Muchos de los argumentos se referían a lo señalado por la fiscalía. Todo lo que se hizo fue construir un sistema adicional de información, no paralelo”, argumentó el exministro.

Mañalich afirmó que “yo le pediría a la fiscalía que deje de litigar por filtraciones y me llame a declarar cuanto antes. ¿Cuál es el sentido de ir a incautar los mails si me pueden preguntar las veces que quieran y pedirme mis correos?”.

“Creo que la fiscalía ha tratado de componer un relato primero, con base muy feble, para presionar al momento en que yo vaya a declarar y crear una especie de opinión pública, lo que se ha criticado en otros casos respecto del Ministerio Público. Litigar así no es justicia, es linchamiento”, agregó.

“No tengo ningún problema en que accedan a mis correos relacionados con los hechos investigados, como dijo la Corte Suprema. A mí los correos, por lo que recuerdo, me ayudan. Primero, porque muestran la debilidad inicial del sistema, la intensidad del trabajo y los esfuerzos por tener información adicional”, aseguró.

El exministro, tambien se refirió a los supuestos motivos que tuvo el alcalde Daniel Jadue (PC) para presentar la querella por cuasidelito de homicidio en su contra.

“Se va a demostrar que todo es completamente falso. Si alguien es precandidato a la Presidencia y utiliza este método tan espurio para tratar de levantar votos me parece gravísimo. El daño que se genera, no sobre mí, sino sobre las políticas y acciones del Ministerio de Salud, es tremendo”, dijo Mañalich.