Manuel Merino renunció este domingo a la presidencia interina de Perú luego de las graves presiones sociales y políticas luego de la destitución de Martín Vizcarra.

Según dijo el ahora ex mandatario, “debo anunciar que los ministros continuarán en sus cargos hasta que la incertidumbre del momento actual que vivimos se pueda resolver”.

“Presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República”, continuó.

Sobre las manifestaciones masivas en todo el país luego de su designación, Merino enfatizó que “la legítima protesta tiene también a grupos interesados en producir caos y violencia”.