Un particular regreso a la Quinta Vergara tendrá Marco Antonio Solis. El mexicano hace dos meses tuvo un accidente en la rodilla del que todavía no se recupera completamente. Por eso el artista confesó que tendrá limitaciones cuando quiera bailar arriba del escenario. “Me voy a tener que controlar”, afirmó. 

El ex Buki regresa por sexta vez al certamen viñamarino. De cara al show adelantó que presentará temas que no ha cantado antes, pero también justificó el que tenga que recurrir a sus clásicos: “Cantar algo nuevo es riesgoso”, confesó. Sin embargo otra gran novedad será la participación de las hijas del intérprete en una parte del show. “Quiero llevarlas para que vibren con el público y para que sientan el escenario y la disciplina. Una de ellas es la que compone. Eso me gusta porque no estoy tratando de imponerles nada, ahora viajan conmigo”, confesó el cantante. 

Fue en 1998 cuando Marco Antonio Solís vino por primera vez al Festival de Viña como miembro del jurado, pero el gran salto lo dio en 2005. “Este país me abrió las puertas para llegar a Sudamérica”, recordó el artista durante la conferencia de prensa.

Más de dos décadas han pasado con reiteradas visitas a la Ciudad Jardín donde el público ha cantando y vibrado con las baladas románticas del músico. Y como los tiempos han cambiado, Solís tampoco desconoce las causas sociales por las que hoy se lucha, como es el caso del feminismo. “Es un tiempo de cambios, sobre todo en el aspecto de igualdad de derechos”, afirmó.