“Este tipo de tema tan complejo, que además a usted le afecta tanto, y es razonable, hay ciertas versiones encontradas sobre la quema de medicamentos y de comida, para alimentar mucho la tesis de ‘el tirano Maduro está quemando la ayuda, miren lo indigno que es’. Pero en rigor no había sido así. ¿Qué opina usted al respecto?”, preguntó el periodista.

Del Valle citó las palabras publicadas en Instagram de la periodista Karal Salcedo quien manifestó que “Hay que ser bien enfermo para hacer todo el esfuerzo que está haciendo Juan Guaidó, y estamos haciendo todos los venezolanos, para poner a unos jóvenes ahí a que corran en riesgo su vida”.

Jürgensen interrumpió a la magistrada y volvió a preguntarle si creía que Maduro había quemado la ayuda, recibiendo por respuesta un “¡Por supuesto!”.

“Maduro lo ha dicho. Ustedes pueden revisar bien lo que dice Delcy Rodríguez, la vicepresidenta, que dice en una reunión que hubo en la ONU. Ella habla con propiedad que en Venezuela no hay crisis humanitaria, y después el régimen vio más de 50 países que están ayudando a la lucha de los venezolanos”, argumentó del Valle.

“Entonces aparecieron por allí que Rusia va a mandar una ayuda humanitaria, ¿qué es eso? Esa es la mejor prueba que ellos no quieren, señores, porque los comunistas, ¿cuál es la ideología del comunista? Te quiebro las piernas y después te doy el bastón para que tú veas que bueno soy”, agregó.

Es así como Martín Cárcamo se dirigió al periodista cuestionando su pregunta, apelando que “tú mismo has dicho acá y todos hemos hablado de la crisis humanitaria que hay en Venezuela”.

Jürgensen se defendió señalando que hablaba respecto al reportaje del New York Times, lo que nuevamente fue cuestionado por Cárcamo, “para mí esto es blanco o negro. Hay gente que se está muriendo”, argumento que la magistrada apoyó diciendo que “aquí no hay izquierda o derecha. Esto es humanismo”.

Para aclarar su posición, Mauricio Jürgensen destacó que no apoyaba ni a Maduro ni a Guaidó. “Yo creo que así está ahora Venezuela, si me están preguntando, para aterrizarlo en blanco y negro, como lo proponen. Pero yo no estoy de acuerdo con Guaidó. Me parece que ahí hay una disputa de poder no menos evidente”, comentó.

“Me preocupa mucho, insisto, que él haya abierto las puertas de que pudiera haber una intervención militar de Estados Unidos para superar la crisis. Yo creo que esos no son los caminos y lo hemos conversado largamente. Que medie el Vaticano, que medie la Comunidad Europea, de que se sienten y puedan resolver pacíficamente. Yo creo que operar desde el fanatismo puede negar verdades más o menos evidentes”, finalizó el periodista.