El ministro de Educación, Gerardo Varela, respaldó las medidas tomadas por el alcalde de Santiago Felipe Alessandri tras el incendio en medio de una toma en el Liceo Amunategui, afirmando que “hay una pérdida neta para la sociedad, para los alumnos, para todos, pero frente a esos eventos lo que es importante es poder reubicar a los alumnos en otros establecimientos de manera de que terminen su año”.

Afirmó que el Gobierno está “satisfecho” con la decisión tomada por el municipio sobre la reubicación de los estudiantes.

El ministró señaló que “lo del Liceo Amunátegui es una pena. Ayer me llamó el alcalde (Felipe Alessandri) para informarme del estado en que había quedado ese liceo”.

“Es una pena, porque es un liceo emblemático, habían invertido y me dice que las cocinas están inutilizables, que los destrozos adentro son enormes, de manera que había tomado la decisión de poner término anticipado al semestre”, continuó.

“Eventualmente estaban viendo y después en la tarde tomó esa decisión, que era cerrar el colegio por este año para efectuar las remodelaciones que necesita el liceo”, dijo.