Ante los dichos del presidente del Banco Central, Mario Marcel, sobre que “si se escapa la inflación y se instala un alto nivel de desempleo, la desigualdad podría retroceder 27 años”, la ministra Karla Rubilar lo consideró un “tirón de orejas a la clase política”. En esa línea, la secretaria de Estado apuntó que “esta crisis económica tiene que ver con esta crisis social y política”.