Diez diputadas de oposición presentaron la acusación constitucional contra el ministro de Salud, Emilio Santelices, por los cambios al protocolo de objeción de conciencia del aborto en tres causales que la Contraloría calificó de ilegales.

Las modificaciones del secretario de Estado permiten a las instituciones de salud privadas que se declaraban objetores de conciencia, seguir recibiendo recursos públicos.

Tras el dictamen de la Contraloría, el Minsal debe redactar un nuevo protocolo.

La acusación constitucional divide a la oposición, entre quienes la apoyan y los que la rechazan esperando, precisamente, el nuevo documento.