Ante la subida del petróleo en los mercados internacionales, producto de los ataques del fin de semana contra la petrolera Aramco en Arabia Saudita, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, advirtió que “sin duda no es una buena noticia para Chile”. Respecto a los efectos del ataque en la economía nacional, Larraín sostuvo que “hay ciertas cosas que uno no controla (…), sin duda, pero estamos tratando de ser proactivos”.