Un canal de televisión de Bolivia transmitió imágenes en vivo de la agonía y muerte de un paciente supuestamente con COVID-19 mientras los médicos intentaban salvarlo, lo que le valió este jueves críticas de la Defensoría del Pueblo por “sensacionalismo”.

El programa “No mentiras”, que transmite la red de televisión PAT, emitió la noche del miércoles durante más de media hora la agonía de un hombre que falleció de un paro cardiorespiratorio mientras los médicos intentaban reanimarlo en un hospital de Santa Cruz, en el este del país. El canal alegó la necesidad de exhibirlo ante la desatención de las autoridades a los profesionales de la salud.

“Condenamos este tipo de tratamiento noticioso (…) que denota sensacionalismo al exhibir, de forma reiterativa y morbosa, imágenes de un tratamiento cardiopulmonar efectuado a una persona (…), que lamentablemente, concluyó en su deceso”, dijo la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.