El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) enviará un oficio a la empresa sanitaria Essal para que se haga parte de una mediación voluntaria para compensar a los clientes que se han visto afectados por el extenso y masivo corte de agua potable en la ciudad de Osorno.

Fontaine, explicó que de no acceder Essal a esta mediación voluntaria, el Gobierno recurrirá a los tribunales, ya que “queremos avanzar para que la empresa responda y compense adecuadamente a los afectados. Si no responde en este procedimiento voluntario colectivo, tendrá que hacerlo ante la Justicia”.

El gerente de Gestión del Servicio de Essal, Gustavo Gómez, reconoció que el principal objetivo de la empresa sanitaria es restituir a más tardar el miércoles el servicio de agua potable en la ciudad. A su vez, manifestó que una vez cumplido ese compromiso con la ciudadanía se abocaran a estudiar posibles compensaciones a los usuarios. Tras el derrame de combustible en el río Rahue, son unas 200 mil personas las que no cuentan con el vital elemento.

Gómez observó que “en Chile hay una ley que ya de por sí establece compensaciones. Hoy el director del Sernac va a hacer una propuesta, en función de la ley. Y aparte de esas, en un caso excepcional como el que hemos sufrido en Osorno, lógicamente la empresa, una vez que superemos la emergencia, que para nosotros es lo prioritario, ya empezaremos a hablar de posibles compensaciones”.

En tanto, el intendente de la Región de Los Lagos Harry Jürgensen manifestó que la empresa Essal “no ha estado a la altura de las circunstancias, es increíble que un accidente de esta naturaleza nos deje sin agua ya por cuatro días”. Además, dijo que posibles sanciones a los responsables y compensaciones a los vecinos se verán después de que se supere la emergencia.