El Presidente Sebastián Piñera llamó a “unir nuestras fuerzas” sin “ambigüedad” contra la violencia, que nuevamente tuvo como blanco una estación de Metro, cuando un grupo de desconocidos lanzó artefactos incendiarios a la Estación Quillayes de La Florida. El mandatario calificó el hecho como un “atentado contra la columna vertebral del sistema de transporte público”, dijo.