El Presidente Sebastián Piñera también aseguró que Chile respetará la pena máxima de 30 años contra Mauricio Hernández Norambuena, pese a las cadenas perpetuas a las que fue condenado por el crimen del senador UDI, Jaime Guzmán, y el secuestro de Cristián Edwards. El Mandatario hizo referencia a un tratado al cual suscribieron Brasil y Chile, y que, en las extradiciones, la pena del país que recibe no pude exceder la condena del país que envía.