El Presidente Sebastián Piñera promulgó la ley que permite retirar los cables aéreos en desuso en todas las comunas del país. La medida busca disminuir el impacto y contaminación visual, y así “limpiar las ciudades de ‘escombros aéreos’ para mejorar la calidad de vida en todas las comunas del país”, informó el Gobierno. 

Al respecto, el Jefe de Estado señaló que, desde marzo de 2018 a marzo de 2019, se retiraron 647 kilómetros de estos escombros, similar a la distancia entre Santiago y Temuco. Según las proyecciones de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, se espera que, antes de finalizar el actual Gobierno en 2022, se hayan retirado cerca de 2 mil kilómetros de cables sin utilizar. Esto equivale a la distancia entre Santiago y Arica.