El dj francés Martin Solveig participó animando la ceremonia de premiación del Balón de Oro 2018.

Fue su desafortunada intervención la que causó polémica tras haberle preguntado a la noruega Ada Hegerberg, la primera mujer en la historia en recibir este galardón, si es que sabía bailar “twerking”, también conocido como “perreo”.

La jugadora noruega de Lyon le respondió con un contundente “no”, moviendo la cabeza en otra dirección justo antes de que le entregaran el primer Balón de Oro femenino en la historia de este deporte.