Nicolás Navarro, arquero de San Lorenzo, lanzó duras críticas al cuadro de Deportes Temuco y a su hinchada asegurando que “vergüenza es lo que hemos sentido desde que llegamos a Chile”.

“No da vergüenza clasificar así (con derrotas en la ida y la vuelta). Vergüenza es lo que hemos sentido desde que llegamos a Chile. Nos apedrearon en el bus, y en la cancha nos tiraron de todo y no vi ningún policía”, reclamó el portero.

“Nosotros somos colegas y le decía a los delanteros de Temuco que le avisaran al árbitro. Le pedí a los jugadores que calmaran a la hinchada y nada ocurrió”, señaló.

El arquero agregó además que “no tuvimos predio para entrenar, no nos querían alquilar el hotel”

“Nosotros sabemos que muchas cosas tenemos que mejorar, pero en Argentina esto no pasa”, completó.

En tanto el entrenador del cuadro boedo, Claudio Biaggio, indicó que “no hay vergüenza por clasificar así. Perdimos dos partidos, pero el error no fue nuestro. Hay reglas que cumplir”.

“Vergüenza es que terminó el partido y nos lanzaron cosas, cuando el error fue de ellos”, finalizó.