Por Cristian Alvarez

Este viernes, las presidentas de la FECH y de la FEUC Emilia Schneider y Belén Larrondo junto con representantes académicos y de apoderados, declararon su rechazo ante el proyecto presentado por legisladores de la UDI durante esta semana en la Cámara de Diputados, pidiendo no hacer «aprovechamiento político» de los casos de violencia ocurridos en los últimos meses en la Universidad de Chile, pidiendo enfocarse en los «problemas» de la educación pública, Aunque señalaron que como organizaciónes han hecho «auto-critica» con respecto a cómo se han enfrentado estos flagelos, Aún no hay ni responsables identificados por aquellas situaciones producidas en el campus «Juan Gómez Millas»

Toda violencia es condenable, pero igualmente y dependiendo de las circunstancias o los grupos del interés que los promueven, se legitimas su práctica, para acabar con opresiónes, ataques o cualquier situación que «atente» contra lo que piensan, pero es más deleznable y desigual, atacar hacia quien piensa distinto o por un pensamiento paranoico, se siente vulnerado, Esas situaciónes ocurrieron en la Universidad de Chile en los últimos meses, donde estudiantes encapuchados atacaron a sus pares sin consideración alguna, una situación que todos condenan, pero como todas las cosas, se discrepa en que estrategias se deben ocupar para evitar más casos de este tipo, Al menos durante esta semana un grupo de legisladores oficialistas decidió presentar un proyecto legal para sancionar este tipo de actos pero desde el lado social ya se encontró postura y respuesta, Ya que desde los liderazgos de las principales federaciones estudiantiles más importantes del pais, la FECH y la FEUC pidieron no aprovecharse políticamente de estas lamentables situaciones

Este mediodía en las dependencias de la FECH, las líderes de la mencionada federación estudiantil Emilia Schneider y su par de la FEUC Belén Larrondo más la vocera de la agrupación de apoderados «CORPADE’ Dafne Concha y representantes académicos de la U.de Chile se reunieron para rechazar el proyecto presentado por diputados de la UDI durante esta semana, inspirados por los casos ocurridos en los últimos meses en el Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile donde 2 estudiantes fueron agredidos por sus propios pares que estaban encapuchados,  y que los golpearon por diversas razones, El primer caso fue contra la estudiante de Trabajo Social Poulette Vega quien fue atacada por ser miembro de grupo estudiantil de derecha «CDU» y el segundo fue el hijo de la diputada PPD Cristina Girardi quien al abordar su automóvil fue increpado por un grupo de violentistas que se sacaron sus capuchas (según la versión de la familia del afectado) que creyeron que los estaban filmando con un celular, este caso fue el más grave, ya que el estudiante afectado fue operado de las lesiones por la golpiza que sufrió, A pesar de estas situaciones señaladas, los dirigentes sociales presentes descartaron que exista un clima de violencia dentro de los recintos de la universidad más antigua del pais: «Yo quisiera desmentir que se vive un clima de violencia en las universidades,. En nuestra universidad nosotros estamos trabajando responsablemente con participación y con diálogo para resolver los grandes temas que el siglo 21 nos trae, hay justamente participación y por lo tanto, lo que si nos preocupa es la presencia de Carabineros casi estables frente a algunos establecimientos educacionales y frente por ejemplo, al campus Gómez Millas, haya o no haya provocación en su interior, eso si nos preocupa enormemente», señaló el representante de la Asociación de Académicos Jorge Martinez

Desde las dirigentas estudiantiles también hubo diversos diagnósticos, la presidebta interina de la FECH Emilia Schneider señaló que desde las organizaciones estudiantiles hay auto-critica con respecto a cómo han enfrentado estos flagelos dentro de sus agrupaciones que encabezan o que son participes, aunque pidió que no haya aprovechamientos políticos por estas situaciones: «Desde la FECH y desde el CONFECH hemos conversado, hemos hecho una autocrítica y hemos condenado los hechos de violencia que afectan a las comunidades educacionales a la ciudadanía y aquí se viene un proceso de reflexión dentro del movimiento estudiantil respecto a formas de movilización, en sus consecuencias y en sus efectos, pero creemos que sin duda esto no debe dar paso al aprovechamiento politico de la agenda particular de un sector», mientras que desde la FEUC, su actual presidenta Belén Larrondo, pidió a los legisladores oficialistas cambiar el enfoque para enfrentar los problemas en la educación en Chile: «Quienes están proponiendo está ley que hagan una reflexión más profunda en lo que entender la educación chilena porque no solo se trata de instalar «Aula Segura» a todos y todas, si no que se trata de mejorar la calidad de la educación para todos y todas los estudiantes de Chile»

Durante esta semana, legisladores de la UDI encabezados por la diputada María José Hoffmann presentaron en la Cámara de Diputados, proyecto legal para quitar beneficios estatales como la gratuidad de los estudios hacia estudiantes que sean sorprendidos o culpados de hechos de violencia dentro de recintos de educación superior obligando incluso a la reposición de los materiales dañados, la iniciativa no fue apoyada por la Ministra de Educación Marcela Cubillos quien señaló que las universidades ya tiene mecanismos de control y prevención de estos casos, respetando la autonomía de estas instituciones de educación superior, Mientras tanto, en los casos que pusieron en la palestra este tema, aún no han sido encontrados ni responsables identificados, ni detenidos