El presidente francés Emmanuel Macron anunció este jueves que quiere “organizar la ayuda internacional” para el Líbano, país al que llegó dos días
después de las devastadoras explosiones en el puerto de Beirut que dejaron al menos 137 muertos y destruyeron muchos barrios de la capital. “Ayudaremos a organizar en los próximos días apoyos adicionales a nivel francés, a nivel europeo”, precisó Macron.