El Presidente Sebastián Piñera, en el Palacio de La Moneda, promulgó la ley que declara imprescriptibles, en lo civil y penal, los delitos sexuales cometidos contra niños, niñas y adolescentes, y evitar que el paso del tiempo favorezca la impunidad. El Mandatario también anunció suma urgencia para la iniciativa que perfecciona el Registro de Ofensores Sexuales, y que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados.