La Corporación Nacional Forestal, Conaf, informó que un guía turístico encontró el cuerpo de un puma muerto, presumiblemente, a causa de un impacto de bala en el límite sureste del Parque Nacional Torres del Paine.
Considerando que el puma es una especie protegida por el Estado, Carabineros tomó el procedimiento, informando al Fiscal de Puerto Natales, quién dispuso que el ejemplar fuera trasladado al Servicio Agrícola Ganadero, SAG. 

En tanto, el Ministerio del Medio Ambiente calificó el hecho como una “lamentable noticia” y que “esto no debe ocurrir”. Por su parte, la titular de la cartera, Carolina Schmidt, declaró, en Twitter que “es urgente que el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas sea una realidad en Chile. Hasta ahora, sólo tenemos las facultades para desarrollar políticas públicas y no para ejecutar en terreno. Eso lo hacen los servicios y por eso lo necesitamos”.