Un militar y 14 civiles armados murieron durante un enfrentamiento registrado en el estado mexicano de Guerrero, informó el Gobierno regional. El hecho ocurrió después de la emboscada contra un convoy policíaco, que provocó la muerte de 13 policías en el estado de Michoacán. El estado de Guerrero se encuentra dominado por bandas del crimen organizado, y corresponde a la zona donde desaparecieron 43 estudiantes, en 2016.