Nueva Zelandia anunció este martes sus primeras infecciones localmente transmitidas de coronavirus en 102 días, lo que llevó a la Primera Ministra Jacinda Ardern a ordenar el confinamiento de la población de Auckland, la ciudad más grande del país. Ardern, cuya gestión en la lucha contra el covid-19 ha sido alabada en el mundo entero, dijo que se detectaron cuatro casos de origen desconocido en una misma familia en Auckland.