La Federación de Recolectores de Basura de la Región Metropolitana anunció un paro indefinido, tras no lograr un acuerdo con el Gobierno. Sin embargo, las conversaciones se mantienen este jueves, con miras a avanzar en el diálogo y crear una mesa de trabajo. La paralización incluye a trabajadores de 16 comunas, y contribuye a empeorar la situación de recolección en la región. Ello, porque existen diversos bloqueos a rellenos sanitarios.