El entrenador de la selección chilena, Reinaldo Rueda, reconoció que para él fue una mala cosecha el obtener uno de seis puntos en las primeras dos fechas de las Clasificatorias, pero señaló que lo mostrado en cancha no quedó reflejado en los resultados. En ese sentido postuló que a pesar de estos resultados, una caída y un empate, “no hay que perder la fe. Hay los hombres importantes que hicieron falta en esta convocatoria por uno u otro motivo”.