El administrador apostólico de Rancagua, obispo Fernando Ramos, confirmó la renuncia al ejercicio sacerdotal de dos reeligiosos de la denominada “Cofradía” de la Regiónde O’Higgins. Se trata de Héctor Fuentes, de Peumo, y Freddy Gorigoitía, de El Manzano, en la comuna de Las Cabras. Ambos se encontraban suspendidos de sus funciones mientras eran investigados en la causa por abusos sexuales que lleva la Fiscalía Regional de O’Higgins.

El obispo Ramos, al explicar el hecho, expresó que “siempre existe la posibilidad de que un sacerdote renuncie después de un discernimiento. Y en el caso de Rancagua hay dos que el sábado pasado presentaron la renuncia”. La decisión, según añadió, está basada en “aspectos personales y que ellos han considerado que lo mejor era dejar el sacerdocio”, puntualizó.