Una noche cargada a la emoción ofreció Ricky Martin al inaugurar la primera jornada de Viña 2020.  El show se inició con “Cántalo” que daría paso a un track list que recorrió más de 30 años de carrera, con varios número uno en toda hispanoamerica.

Luego, “La Bomba”, “Bombón de Azúcar” y su último sencillo “Tiburones”. Mucho apoyo audiovisual en cada secuencia, y también vestuario que potenció la visual en cada tema “quiero que estemos conectados, que podamos sentir esta noche”, dijo animando al público.

Continuó con “Living la Liva loca” y  “Shake your bon-bon”, y todo el público comenzó a sentir el calor de la música del portoriqueño, aumentando la temperatura en la Quinta Vergara.

El cantante adelantó que en noviembre volverá para realizar un tour por Chile. Paso a un momento de recuerdos y romanticismo con “A medio Vivir” y el clásico “Fuego contra Fuego”. Cantó con todo el público “Tu recuerdo”, y aumento los suspiros con “Te extraño, te olvido, te amo”, “Disparo al Corazón”, “Tal vez” y “Fuego de Noche, nieve de día”.

Pausa y en escena los animadores, quienes a pedido del “Monstruo” le entregan la Gaviota de Plata, que el Martin dedicó a sus hijos. Y el show sigue con “Lola Lola”, sorprende a Martín Carcamo con un piquito y remata con “Vuelve”.

Ya de nuevo con el ritmo por delante, se escucharon “Pegate”, “La Mordidita” y el clásico “María”.  Nuevamente los animadores a escena y se dobla el reconocimiento, Gaviota de Oro,  a esta altura el show  a cumplido todas las expectativas y todos los asistentes se preparan para un cierre espectacular.

Y al cierre “La copa de la vida” y “Venta pa’ ca”, apoyo de ballet, los aplausos y el agradecimiento de Martín a Chile y al mundo por “simplemente dejarme ser”, agregó “los quiero mucho y hasta la próxima”, la despedida final con una bandera chilena en los hombros.