La ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, se refirió este viernes al dictamen de la Dirección del Trabajo relacionado a casos de despedidos de trabajadores y el no pago de sueldos. Aclaró que ante la actual emergencia sanitaria, “no se puede aplicar causa de fuerza mayor para despedir por coronavirus, porque es temporal”.

Además, Rubilar recordó que el Gobierno envió un proyecto para modificar esta ley, para que en caso de situaciones como estas, “se pudiera mantener la relación laboral. Y en esta instancia, puntualizó, generar una especie de suspensión y que en este tiempo se mantenga la relación y que pudiéramos pagar el sueldo de estos trabajadores, a través de la inyección de recursos del Fondo de Cesantía, a través del Estado”.