El técnico de la selección chilena, Reinaldo Rueda, manifestó su rabia y tristeza por las denuncias de indisciplina contra los jugadores de la Roja, asegurando que son “una falta de respeto contra los monstruos que defienden la bandera”. También argumentó la imposibilidad de que la indisciplina ocurriera, debido al desgaste que implicó el proceso de concentración durante la última Copa América.