A través de un comunicado, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) señaló que recibió reportes de fraudes por parte de ocho emisores de tarjetas y de un operador.

Se trata de un fraude conocido como “Skimming”, cuyo número de tarjetas afectadas es de 1738.

Según informa la Sbif, las instituciones financieras identificaron que el posible punto donde se pudo realizar la clonación, fue en una terminal de pago (POS) de una estación de servicio en Gran Avenida, comuna de San Miguel.

“Las instituciones financieras han implementado los protocolos establecidos para estas situaciones y han notificado a sus clientes de la situación, de conformidad a lo señalado en la normativa dispuesta al efecto por esta Superintendencia”, señala el comunicado.

Finalmente, el organismo considera que momentaneamente, pareciera tratarse de un incidente aislado y que “se encuentra debidamente contenido”, sin embargo, continúan monitoreando la situación.