Por Cristian Alvarez

Este martes, comenzó la segunda visita oficial de los enviados especiales del pontífice católico Francisco I hacia nuestro país encabezados por el Arzobispo Charles Scicluna, ahora para recolectar testimonios sobre la gestión del ya renunciado y removido obispo de la ciudad de Osorno Juan Barros, a su llegada durante esta mañana declararon que venían a pedir perdón en nombre del Papa y durante esta tarde señalaron en la Nunciatura Apostólica en Santiago que venían para “restablecer la justicia”, Estarán casi una semana en el país donde viajaran a la mencionada ciudad sureña este jueves, Victimas de abusados por sacerdotes de la Congregación Marista pidieron reunirse con el mencionado sacerdote, Administrador Apostólico del obispado de Osorno señalo que espera “la reconciliacion” con esta visita

Una vez mas están en Chile, ahora con el camino mas despejado, pero con piedras aun en la ruta que deberán remover y/o poner atención a posibles nuevas interferencias que interrumpan o perturben su camino, Durante esta mañana de martes, llegaron nuevamente a nuestro país los enviados especiales del pontífice de la Iglesia Católica mundial Francisco I encabezados por el arzobispo Charles Scicluna para recolectar mas testimonios en la sureña ciudad de Osorno que religiosamente fue descabezada como también planificar nuevas estrategias para enfrentar casos de vejámenes que afecten a los miembros de su iglesia

Desde esta fría mañana en lo climático, ya había expectación mediática con la llegada de estos enviados, que ademas del mencionado Scicluna también lo conforma el sacerdote español Jordi Bertomeu, Ambos llegaron al aeropuerto internacional de Santiago donde saludaron y salieron por el “Sector VIP”cerca de las 8 de la mañana :“Hemos venido a pedir perdón en nombre del Papa”, afirmo en breves palabras a TVN el mencionado clérigo ibérico quien a bordo de un automóvil abandono el principal terminal aéreo del país, luego se dirigieron al sector oriente de la capital para descansar y pernoctar en la Nunciatura Apostólica (La embajada del Vaticano en Chile) al menos durante estos primeros 2 días de su nueva visita, donde en una gran puesta en escena y con gran atención periodística, a partir de las 4 de la tarde, el arzobispo Scicluna acompañado de su señalado asistente, mas el nuncio Ivo Scapolo (quien ha sido cuestionado en el tratamiento del “Caso Barros” y de las crisis que ha afrontado en la iglesia nacional) y del vocero de esta “misión”, Cristian Amaya, solo leyó una declaración publica con las motivaciones de su nueva visita: buscamos -en primer lugar- ser un signo de la cercanía del Papa con el pueblo y la Iglesia en Chile. También, prestar una ayuda técnica y jurídica concreta para las curias diocesanas de Chile, para que puedan dar respuestas adecuadas a cada caso de abuso sexual de menores cometido por clérigos o religiosos. Por último, esta visita tiene el encargo de manifestar la particular cercanía del Papa con la Diócesis de Osorno y su querido pueblo, en el signo del servicio (Diakonia) y de la comunión (Koinonia), en un contexto de oración, de celebración litúrgica, de mutua escucha y de cordialidad (…) Al finalizar este mensaje, nuevamente gracias por acogernos en esta misión pastoral, gracias por la oportunidad que -en comunidad- nos regalaremos durante estos días de Gracia para seguir trabajando por restablecer la justicia y la comunión eclesial en Chile, como nos ha pedido a todos el Papa Francisco”, señalo la autoridad religiosa que después de esta declaración, se retiro del punto de prensa sin aceptar preguntas

Quien si hizo esta acción mediática y dio respuestas a las preguntas periodísticas fue el mencionado vocero Cristian Amaya indico que probablemente no todas las personas que pidieron audiencias con esta misión especial serán atendidas, pero sí al menos las que pidieron para reuniones confidenciales, ademas anuncio que se estableció un nuevo lugar para recibir denuncias contra sacerdotes en el futuro, cuyos encargados de recibirlas serán designados durante esta visita: “Han habido muchas solicitudes de entrevistas, no podemos dar abasto a todas ellas, pero si se van a recibir a personas que han pedido de forma confidencial venir a entrevistarse con monseñor Scicluna y Bertomeu, el numero exacto no lo tengo ahora, pero se lo puedo entregar después, Es importante mencionar que el edificio donde estamos que es el edificio de las Obras Misionales Pontificias, se va a transformar en el lugar donde la Santa Sede va a empezar a recibir las denuncias en el futuro, la persona que va a estar a cargo, la encomendara el señor Scicluna antes de volver a Roma”, Sobre futuras sanciones contra el Obispo Barros, el mencionado vocero señalo que eso sera determinación del Papa: “Todo eso dependen del Santo Padre y dependiendo de la forma en que nos va a comunicar a nosotros, es atributo de el mencionar las sanciones que se van a producir”, indico este encargado comunicacional, al igual sobre la recolección de perfiles que quizás pidan la comunidad de católicos de Osorno sobre la futura autoridad religiosa en esa ciudad, “El papa Francisco tiene la potestad de nombrar a los obispos y como les dije recién estamos buscando pastores que puedan restablecer la justicia y la comunicación hacia la comunidad eclesial”

Mientras tanto, hubo actividad de varios sectores y personajes relacionados con esta visita, por ejemplo el nombrado administrador apostólico del Obispado de Osorno, Jorge Concha indico que espera que esta visita reconcilie a los feligreses de esa ciudad con su iglesia: Es un momento importante, un paso importante y estamos esperanzados a que esto lleve a la reconciliación”, declaro esta mañana mientras participo de una actividad del Día contra el Trabajo Infantil, mientras que durante el mediodía, un grupo de victimas de la Congregación Marista, entrego una carta en la Nunciatura Apostólica, pidiendo reunirse con estos enviados papales, La próxima actividad de relevancia de esta misión sera mañana miércoles en la Universidad Católica donde se reunirán con diáconos de diversas congregaciones para planificar estrategias para enfrentar nuevos casos y denuncias de vejámenes por parte de clérigos de la Iglesia Católica