La diferencia de precio entre las prendas que componen el uniforme escolar, siendo de la misma calidad, puede llegar hasta un 200 por ciento, según un nuevo estudio realizado por el Sernac, en conjunto con el Ministerio de Economía.

El levantamiento de precios se realizó entre el24 al 29 de enero de 2019, incluyendo 15 tiendas comerciales y supermercados de distintos sectores del Área Metropolitana.

El estudio consideró los precios más económicos de cada tienda para construir una canasta de uniforme básico de niño y niña talla 12 a 46, incluyendo zapatos y zapatillas número 29 al 40. El uniforme de niña se compone de falda, blusa, pantalón, calza, polerón delantal y jumper; y de niño; pantalón, buzo, camisa, cotona, delantal, sweater.

En el caso de los útiles, se incluyeron los precios de 37 establecimientos, librerías, importadoras y supermercados.

El Ministro de Economía, José Ramón Valente, valoró el estudio señalando que “muestra con datos concretos que no necesariamente pagar más plata por un producto significa que los papás están pagando por mayor calidad”.

Asimismo, destacó que “por el mismo valor de un producto en la tienda más cara, se pueden comprar dos y hasta tres prendas de calidad similar en la tienda o supermercado más barato. Para una familia con un hijo y una hija, por ejemplo, cotizar le puede significar un ahorro de casi 50 mil pesos solo en uniformes”.

El informe indica que un uniforme completo puede costar entre 25 mil y 53 mil pesos.

También se hizo la evaluación de una canasta básica de útiles escolares a partir de los precios de 37 establecimientos, librerías, importadoras y supermercados metropolitanos.

En un listado básico para la Enseñanza Media, las diferencias son de hasta un 173 por ciento, con un mínimo de 2.600 y máximo de 6.837 pesos.

Por su parte, el Subdirector del SERNAC, Jean Pierre Couchot, hizo un llamado a cotizar y recordó a los padres y apoderadossu derecho a que los colegios no le exijan marcas de útiles ni uniformes escolares.