Los sindicatos de Subus Santa Rosa, San José de San Bernardo y San Alfonso de Estación Central decidieron mantener de manera indefinida su huelga, esto luego de no llegar a buen puerto con la compañía en la última negociación.

La movilización comenzó el martes pasado y afecta a la línea 200 del Transantiago. Desde que inició, el Directorio de Transporte Público Metropolitano (DPTM) indicó que se han vandalizado 547 buses e hizo un llamado a que los trabajores y la empresa lleguen a un pronto acuerdo.

Los trabajadores se encuentran pidiendo mejoras básicas en su condiciones laborales, como baños en las cabeceras, derecho a descanso, a colación, y un reajuste salarial del 4 por ciento, mientras que la empresa oferta un 3 por ciento.

El presidente del Sindicato de Santa Rosa, Jimmy Cerda, explicó que solamente tocaron algunos puntos de la negociación colectiva en la reunión, hasta que fueron agredidos verbalmente por la empresa.

La movilización afecta a los recorridos 210v, 211, 223 y 230. Además, los recorridos 202c, 203, 204e, 206c, 207e, 209e y 224c no estarán en operación producto de la contigencia.