El nuevo comandante de la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria, Esmail Qaaní, prometió expulsar a Estados Unidos de la región, coincidiendo con el funeral de su predecesor, el general Qasem Soleimani. Agregó que “seguiremos el camino del mártir Soleimani con firmeza y resistencia” y aseguró que tomarán “medidas” para responder al asesinato”.