La Municipalidad de Osorno decidió este domingo cerrar dos centros de Servicios de Atención Primaria de Urgencia,SAPUS, por riesgo a que sus aguas estén contaminadas. “Se cerraron como medida preventiva por el tema del suministro de agua potable porque no hay una certificación de los entes sanitarios que certifiquen que el agua es 100 ciento potable”, señalaron desde la oficina municipal. 

Se trata de los centros Doctor Pedro Jauregui, en el sector Rahue Bajo, y el Doctor Marcelo Lopetegui que es en el sector de Los Carreras. Karla Benavides, Administradora Municipal y Coordinadora del Comité de Emergencia Comunal, señaló que “yo no puedo estar arriesgando a la población”. Agregó que se tomó la decisión tras conocer que el sábado se encontró coliformes fecales en el agua en el Cesfam de Rahuel Alto.