Los gremios de la salud repudiaron “el ataque y la represión” de Carabineros al personal que ha asistido a personas heridas en manifestaciones de todo el país. Representantes de colegios profesionales manifestaron su rechazo en particular al episodio que se dio en Plaza Italia con la muerte de Abel Acuña. Además, pidieron el cese de la utilización de perdigones de goma, que han causado lesiones oculares a más de 200 personas.

En tanto, la presidenta del Colegio de Matronas, Anita Román, remarcó que “no puede ser que Carabineros de Chile diga que se ajustó a un protocolo de acción cuando resulta que murió una persona por la coartación de la acción de los equipos de salud”. Agregó que “dentro del protocolo debieran tener a una persona de civil que fuera a ver lo que está sucediendo y pudieran a través de la tecnología decir sí, hay una persona herida, necesita atención”.

Por su parte, la jefa regional metropolitana del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Beatriz Contreras, ratificó que “nos vamos a querellar por homicidio en contra de Carabineros, por la obstrucción que se hizo a la atención de salvamiento de Abel Acuña”. Agregó que se hará porque los uniformados, de acuerdo a la denuncia del personal de SAMU, impidió que se le diera una atención inicial avanzada a lavítima lo que habría influido en su estado”.