El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emplazó a los países que reciben petróleo del Golfo Pérsico a velar por sus propios intereses. En su cuenta de Twitter, Trump enfatizó que “Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor de energía del mundo y por eso ni siquiera necesita estar en la zona del estrecho de Ormuz, la principal vía para enviar petróleo desde la zona al resto de los océanos”, dijo el mandatario.