Universidad Católica vivió una pesadilla en Ecuador y cayó por una estrepitosa goleada de 5-0 ante Independiente del Valle por la ida de segunda ronda de la Copa Sudamericana, en un duelo que se jugó en el Estadio Atahualpa de Quito.

Este resultado deja prácticamente sentenciada la llave, ya que los cruzados deberán intentar dar vuelta este largo marcador en la revancha.

Los cruzados tendrán que apelar a un milagro para avanzar de ronda en la revancha que se jugará en San Carlos de Apoquindo el próximo jueves 30 de mayo.