Por Cristian Alvarez

Este viernes, y en su homilía en el tradicional “Te Deum” de Fiestas Patrias, el Arzobispo de la Iglesia Catolica de Santiago Celestino Aós llamó a los feligreses a votar en el próximo “Plebiscito Constitucional” convocado para el 25 de octubre, indicando que sus feligreses “deben hacer su aporte” donde cada ciudadano que “mejora su comportamiento está construyendo el Chile nuevo y mejor”, pidiendo además “acuerdos generosos”, tomándose un “camino de diálogo” para poder lograrlos, Estas palabras las declaró en la tradicional ceremonia de conmemoración de Fiestas Patrias, que por segunda vez en su historia, se realizó fuera de la Catedral Metropolitana de Santiago, con apenas 50 invitados, por las actuales medidas sanitarias, Autoridades rescatan estos llamados eclesiásticos, Presidente Piñera envió un saludo a los chilenos residentes en el extranjero

Esta tradicional ceremonia tampoco se salvó de la pandemia, pero en comparación con otras cosas y tradiciones, y para los más místicos, contando con una poderosa aliada que lo miró atentamente, pudo realizarse, El Te Deum Ecumenico de Fiestas Patrias aunque está perdiendo relevancia, igualmente es un punto de encuentro de las religiones para pedir por el futuro de la patria , en su dia de fundación, y en las actuales contingencias, no podían quedar afuera de la contingencia porque también, aunque se han visto mermadas por diferentes razones, también son agentes de influencia, Este viernes, y durante la declaración de su homilía en esta ceremonia, El Arzobispo de la Iglesia Catolica de Santiago Celestino Aós llamó a los ciudadanos a votar en el próximo Plebiscito Constitucional del 25 de octubre

A las 11 de la mañana comenzó a desarrollarse esta tradicional ceremonia religiosa de nuestras festividades nacionales, dondepor segunda vez en su historia, se realizó fuera de la Catedral Metropolitana de la capital nacional, donde con solo 50 invitados encabezados por el Presidente Piñera y su esposa Cecilia Morel, algunos de sus ministros como el del Interior Victor Perez, de Defensa, Andres Allamand, y de la SEGPRES Cristian Monckeberg, los comandantes en jefe de las fuerzas armadas y el General Director de Carabineros, el Contralor General de la Republica Jorge Bermudez, La Presidenta del Tribunal Constitucional Maria Luisa Brahm, algunos embajadores del Cuerpo Diplomatico acreditado en el pais, los representantes de ambas ramas del Parlamento Francisco Undurraga (Diputados) y Adriana Muñoz (Senadores) entre otros personajes, contando con su clasico “ritmo” (Rito de entrada, la liturgia de la palabra, la oracion universal, la accion de gracias y el canto del Te Deum y el rito de salida), y la participacion de otros representantes religiosos desde las religiones musulmana y judia, acotrandose incluso en su realizacion de las tradicionales 2 horas hasta por cerca de una hora y 40 minutos, desarrollandose todo sin inconvenientes, Aunque en paralelo a la realizacion de esta ceremonia, el parque funcionó de forma normal aunque contandose con numeroso contingente policial que vigiló las proximidades del lugar donde se desarrolló este acto religioso, que fue el Santuario de la Inmaculada Concepcion

En su homilía, el arzobispo de la Iglesia Catolica de Santiago Celestino Aós, pidió en base a las enseñanzas de Jesús ayudar a ver los problemas actuales que tiene el país, tanto en base a la pandemia como al “Estallido Social”: “Enséñanos a ver las deficiencias, los pecados y maldades de nuestra vida hoy en nuestro Chile: porque hay gente que llora, que tiene hambre, que busca justicia, que se siente en precariedad. Que no seamos de los que no ven o no quieren ver porque piensan que así ya no existen los problemas. La pandemia nos urge con tal prisa y amplitud que podríamos olvidarnos de los demás desafíos: la pandemia ha provocado algunos problemas nuevos, pero ha agravado otros que ya existían y que siguen estando ahí: la violencia y la delincuencia, el narcotráfico y las drogas, la baja de sueldos y la pérdida de tantos puestos de trabajo, las dificultades para los adultos mayores y para los migrantes, los problemas de la educación y la atención médica, el tema de los pueblos originarios, la violencia siempre intolerable que llega a caer y abusar contra niños y mujeres y contra los ancianos, el maltrato a la naturaleza, etcétera”, La autoridad clerical también hizo un llamado a votar en el próximo plebiscito, señalando que nadie debe tomar la representatividad del sufragio para participar de esta consulta electoral:  “Cada ciudadano que mejora su comportamiento está construyendo el Chile nuevo y mejor. Quien no está dispuesto a cambiar saldrá peor y más empobrecido humanamente de esta crisis que vivimos. Trabajar para que la justicia y la verdad estén a la base de nuestros proyectos: eso implica en primer lugar participar en las instancias de elección y decisión. Participe, haga su aporte expresando su voluntad a través del voto. Participe. Para decidir bien, infórmese: que le digan las consecuencias de cada opción, pero no permita que nadie le obligue a cómo votar o que nadie decida por usted. Para informarse, además de leer, dialogar: escuchar con respeto, exponer nuestras ideas. Nosotros tenemos que avanzar porque seguimos empantanados en un estilo necio y contaminado”, y en sus palabras finales, el prelado pidió acuerdos para superar los difíciles momentos que vive el país: “La precariedad y la fragilidad en que nos sume la pandemia, nos obliga a todos, especialmente a autoridades, representantes y líderes de la sociedad, a deponer intereses personales y sectoriales para retomar de verdad los caminos de diálogo con acuerdos generosos. “Somos un pueblo en marcha”, solo unidos superaremos las injusticias y nos levantaremos de esta crisis. Por eso, una vez más hemos de preguntarnos de qué forma podemos comprometernos solidariamente en las innumerables iniciativas existentes para ayudar a los que más sufren los efectos de la pandemia y a asumir responsablemente los resguardos necesarios para que los contagios no sigan expandiéndose”

Estos llamados encontraron respaldo entre las autoridades presentes, quienes se sumaron a los llamados del mencionado arzobispo santiaguino, luego de finalizado este “Te Deum”: “Es un llamado muy estremecedor el que ha hecho la iglesia a quienes gobernamos, a quienes estamos tomando decisiones, y creo que hay que escuchar la palabra y hacer lo que nos han dicho: mirar la realidad, no alejarse de ella, y por cierto, trabajar y tomar decisiones de todo tipo, tomar decisiones de acuerdo a lo que Chile hoy día vive”. señaló la presidenta del Senado Adriana Muñoz, “Hace un llamado a participar en los actos electorales que vienen, un llamado expreso para que la voz de la gente se sienta en ese momento”, declaró el ministro de Defensa Mario Desbordes, ante estas palabras eclesiásticas, El Presidente Piñera no declaró reacciones o mensajes sobre este “Te Deum”, pero en sus únicas palabras publicas, declaradas este viernes, envió un saludo a los chilenos residentes en el extranjero durante esta jornada: “Los estamos esperando con los brazos abiertos”, señaló el mandatario en un mensaje en sus redes sociales