Por Cristián Alvarez

Hoy domingo y en una reunión entre sus dirigentes, los líderes de los partidos del pacto de izquierda «Unidad para el Cambio» se reunieron para analizar la contingencia nacional influida aún por el «estallido social» que ha remecido al país desde el mes de octubre, criticando al gobierno por su mal manejo en esta crisis en especial en el combate a la violencia donde señalaron que esta mal enfocando su estrategia y que criminaliza al movimiento social, Presidente del PC descartó tajantemente que su partido este instigando actos vandálicos donde de comprobarse esta situación, señalo que ya estarían siendo juzgados en la justicia, Acordaron respaldar las demandas de la «Mesa de Unidad Social» y acordaron impulsar un cambio de la Constitucion fuera del alcance del acuerdo político logrado a mediados de noviembre

Una crisis que no termina y donde tambien las acciones y rumores abundan, una cosa es la disposición al diálogo, la crítica legítima pero otra es la instigación y el fomento de actos violentos, Estas situaciones fueron analizadas por los partidos de la coalición de Izquierda «Unidad para el Cambio» que criticaron al actual gobierno por mal enfocar el combate a la violencia originada en las protestas sociales que han remecido al pais en el último mes

Esta mañana, en la sede del Instituto de Ciencias Alejandro Lipchitz (ICAL), ubicada en el Barrio Brasil de Santiago, los dirigentes de los partidos integrantes de esta alianza política conversaron sobre las actuales contingencias influidas por las protestas ciudadanas que siguen dándose en el pais y que comenzaron en el pasado mes de octubre, Al menos durante este encuentro se llegaron a acuerdos como bloque en 2 aspectos como el respaldo a las demandas de la «Mesa de Unidad Social» que esta compuesta por varias organizaciones sociales como la CUT, la ANEF, el Colegio de Profesores, entre otras organizaciones, y que piden el fin de las AFPs, sueldo mínimo de 500 mil pesos, rechazó al tratado internacional «TPP-11» entre otros puntos, además respaldar el documento suscrito junto con los partidos Humanista e Igualdad (del Frente Amplio) de impulsar una asamblea constituyente «soberana» con equidad de género y cupos para pueblos indígenas y rechazando los 2/3 para aprobar capítulos constitucionales como también impulsar una reforma a la carta fundamental nacional sin las limitaciones del acuerdo suscrito el pasado 15 de noviembre por todas las fuerzas políticas, salvo este mencionado pacto, Entre los asistentes a esta reunion asistieron además de los presidentes de las 3 colectividades que forman este bloque, el alcalde Daniel Jadue, el actor Bastian Bodenhöfer, la vicepresidenta de País Progresista Andrea Condemarin, entre otros personajes

En el punto de prensa que convocaron durante el receso de esta reunión, los presidentes de los mencionados partidos de «Unidad para el Cambio» comentaron las diversas acciones del Poder Ejecutivo para manejar las movilizaciones sociales del último mes, El presidente del Partido Comunista Guillermo Tellier rechazó tajantemente que militantes de su partido estén creando situaciones de violencia para perjudicar al gobierno señalando que las principales causas son las consecuencias del actual modelo de sociedad: «Los comunistas no estamos metidos en actividades de violencia en Chile, no lo estamos haciendo, y si alguien tiene una prueba que estamos, Bueno, ya debiéramos estar juzgados, los principales dirigentes del partido porque estamos preconizando la violencia y eso no es así, Esas son versiones de algunos afiebrados que no quieren asumir su responsabilidad respecto del malestar que esta larvado en Chile desde hace mucho tiempo, No somos los comunistas los que hemos implantado este sistema, son otros los que han instalado este sistema, ahí están las causas si es que se producen actos de violencia», Su par del partido «País Progresista» Camilo Lagos indicó que el gobierno ha mal enfocado su combate hacia los actos vandálicos, criminalizando las protestas y criticando que el Gobierno no detenga las acciones policiales en exceso: «Nuevamente se equivoca el gobierno, se equivoca en entender que el conflicto aquí pasa por la violencia, la violencia se da en ciertos lugares en particular, siempre lo hemos visto, hemos visto que hay personas de derecha vinculadas a saqueos (…) Aquí hay que apuntar a los saqueadores, no hay que confundir la violencia con la expresión de movilización social y también de defensa contra la represión porque también la represión ha sido bastante brutal y aquellos que hemos estado en la calle, yo en particular y también todos los dirigentes que hemos estado en la calle, lo hemos visto», Finalmente, el líder de la Federación Regionalista Verde y Social Jaime Mulet señaló el respaldo de su coalición a las demandas de las organizaciónes sociales que esta semana se reunieron con el Ministro del Interior  Gonzalo Blumel en La Moneda: «Vemos una inacción por parte del gobierno, donde el gobierno, no obstante a recibir a la «Mesa de Unidad Social», más bien, contesta por otro lado con una agenda más bien de endurecimiento, donde buscan sancionar una serie de manifestaciones que nos parecen, obviamente graves e inoportunos, Entonces no logra sintonizar de buena fe los planteamientos que hace la M.U.S., Nosotros vamos a seguir trabajando y empatizando con ellos»

Los dirigentes políticos señalaron también respaldar las intenciones de Carabineros de ejercer acciones legales por las acusaciones contra ellos de ejercer acciones vandálicas, pero pidieron que también reconozca las violaciones a los derechos humanos que han sido acusados no sólo por víctimas sino que también por organismos internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch que reclamaron en informes de supervisión por los excesos de la policía en el control de los disturbios, Este bloque ha sido impulsor de la acusacion constitucional contra el presidente Piñera que se esta tramitando en la actualidad en la Cámara de Diputados y que busca destituirlo por las mencionadas vejaciones a los ciudadanos durante las protestas del aún vigente «Estallido Social»