El Gobierno anunció la obligatoriedad del uso de mascarillas en las playas y los balnearios de Chile, emulando las disposiciones que rigen actualmente para parques y plazas al aire libre. Al mismo tiempo, la autoridad sanitaria precisó que los grupos que acudan a las playas y los balnearios del país -amigos, familias o paseos- no pueden exceder las 10 personas. Los que no respeten la disposición, pueden ser sancionados, se expresó.