En medio de las acciones de violencia, fue vandalizada y saqueada la Parroquia de la Asunción, en Vicuña Mackenna y Barón Pierre de Coubertin, así como algunos locales a lo largo del eje Alameda-Providencia y calles aledañas. Todo, en medio de barricadas en diversas calles, tanto principales como secundarias, entorno de la concentración principal -en Plaza Baquedano.