Autoridades de la ciudad china de Wuhan, considerada cuna de la pandemia del coronavirus COVID-19, anunciaron que llevarán a cabo tests masivos de detección en la población. Esto, luego del surgimiento de nuevos casos, que hacen un rebrote del contagio en la metrópoli. La detección se hará con ácido nucleico, y no está claramente precisada la fecha de inicio de las pruebas.